Blog
Un espacio creado por Profe.com para inspirar a padres e hijos, compartir experiencias y descubrir novedades educativas y de aprendizaje
Buscar:
Profe.com Profe Digital SL

¿Cómo mantener el hábito de estudio en verano?

¿Cómo mantener el hábito de estudio en verano?

¿Estudio y verano? ¿Son realmente palabras que puedan ir de la mano en una misma frase? La respuesta es sí, claro que sí. Esto no implica castigar a los hijos en casa con deberes y mil tareas que hacer. No hace falta ir a la piscina con el libro de matemáticas bajo el brazo, pero lo que sí que recomendamos es mantener la motivación del aprendizaje y conseguir un verano productivo. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos

Consejos para ayudar a tus hijos a no perder el hábito de estudio

Si bien es cierto que depende mucho del caso de cada alumno, hay algunas pautas a seguir que serán útiles para que tu hijo adquiera y mantenga los hábitos de estudio durante estas vacaciones:

  • Crear un buen lugar de estudio para el verano

    Durante el verano puede llegar a hacer mucho calor, por lo que será un buen momento para acondicionar un sitio donde poder pasar el rato de estudio con buena ventilación. Que se sienta bien cómodo y tranquilo para poder concentrarse.

    Puede ser en una terraza o incluso en un jardín, donde pase el aire y se tenga más sensación de verano. Estar tranquilamente con los libros o el portátil y con la luz del día rodeando el ambiente. Cambiar de lugar de estudio durante las vacaciones puede ser buena idea, pero procurar que siempre sea el mismo y que se mantenga un ambiente agradable y silencioso.

  • Planificación especial para el estudio veraniego

    Ante los tres intensos y largos meses de vacaciones que los estudiantes tienen por delante, ¿cómo se puede organizar el estudio en verano? ¿Es posible no perder el ritmo de verdad?

    Las vacaciones son para desconectar, y esto es algo que tienen muy presente los niños y adolescentes cuando salen del colegio el último día de curso. Aquí entraría el conflicto de dejar que disfruten del verano sin ningún tipo de compromiso o no. Pero la realidad es que se deben complementar las dos cosas.

  • La organización es clave para esto. Si planificáis bien los tiempos y todas las tareas o exámenes a preparar, se harán más amenos todos los objetivos académicos a cumplir durante el verano. Una agenda para el verano ayudará a plasmar el tiempo invertido en el estudio y así poder combinarlo mucho mejor con el ocio y la diversión del verano.

  • Establecer un horario específico

    Inevitablemente, los horarios y las rutinas cambian cuando acaba el curso escolar, pero eso no implica que no se pueda adoptar un nuevo horario específico para el estudio del verano de manera temporal. Por ejemplo, si durante el curso se ponía a hacer los deberes por la tarde o antes de cenar, en verano podría aprovechar para hacerlo más temprano. Eso sí, intentar mantener siempre el mismo horario. Esa es la mejor manera de que se mantenga el hábito a largo plazo.

  • Plantear metas y objetivos específicos

    Organizar todas las actividades a realizar en tareas más pequeñas. Apuntarlo todo dentro de la planificación. De esta manera será más tangible para el niño el final y el progreso del trabajo o estudio.

    Todo depende de los propósitos escolares que se tengan. Si se quiere reforzar algún aspecto en concreto para el curso que viene, el verano es un momento perfecto para ir incorporando poco a poco técnicas de estudio, pero también a través de tareas pequeñas planificadas previamente.

  • Descansar y aprovechar el verano

  • No todo será estudio, para algo están las vacaciones. Estas son algunas indicaciones para no perder el hábito de estudio en verano. Sin embargo, es muy recomendable que disfruten y se despejen al máximo también. Hacer actividades, salir al aire libre, ir a la playa, ir de excursión o de viaje. Todas estas cosas entran dentro del plan de estudio veraniego. No se rendirá más si se salta esta parte, seguramente, sería al contrario.

¿Cómo motivar a un adolescente a estudiar en verano?

Aplicar nuevos formatos de estudio

Algo verdaderamente eficaz para mantener la atención, concentración e incluso la motivación, es la innovación tecnológica a la hora de estudiar y realizar las tareas. Hoy en día, las nuevas generaciones se adaptan con mucha facilidad al entorno tecnológico, es más, es algo que les gusta. Aquí entran en acción las aplicaciones móviles o programas que faciliten el estudio y aprendizaje.

Aplicaciones en formato de juego

Si investigas un poco, encontrarás muchos juegos y aplicaciones móviles que serán útiles tanto para reforzar la memoria y concentración, como para entretenerse. Propón que se descarguen juegos como Lumosity o Brain Wors.

Escuchar Podcasts

¿Y si probáis a incorporar nuevos conocimientos escuchando? Con los Podcasts, cada vez más utilizados, podrás encontrar millones de temáticas diferentes con las que tu hijo podrá ir absorbiendo conocimientos mientras está relajado en una hamaca debajo de la sombrilla.

Consultar foros e interactuar en comunidades

Animarse a hablar en foros por internet donde otros participantes den su opinión. Compartir opiniones e interactuar con otras personas y otros puntos de vista puede ser muy enriquecedor para adquirir conocimientos.

Plataformas web de refuerzo

A través del funcionamiento de plataformas interactivas, en las que el estudiante puede estar en casa tranquilamente y recibir el refuerzo escolar personalizado que necesita para el verano. Es una manera asequible y cómoda de recibir asesoramiento y ayuda individualizada para tu hijo.

Cosas que estudiar en verano para sacar partido a las vacaciones

Durante todo el año se suele estar más ocupado por todas las obligaciones y la rutina establecida. ¿Qué mejor momento entonces para retomar aquellas actividades o cursos que se tenían en mente, pero que no se llegaron a empezar?

Desarrollar habilidades y potenciar talentos y destrezas nunca estará de más y ten por seguro que puede ser muy satisfactorio y motivador para tu hijo.

  1. Aprender algo artístico

    Desarrollar talentos artísticos siempre es alentador. Aprender a tocar un instrumento, apuntar a tu hijo a un curso de verano de algo que le apasione, ya sea bailar, cantar, pintar… Algo puramente artístico, eso sí, que invite a la imaginación y creatividad.

  2. Reforzar un idioma

    De una forma más divertida y entretenida que la usual. Ya que es verano, aparte de apuntarte a clases de refuerzo si es lo que necesitas, hay aplicaciones como pueden ser Duolingo que se pueden utilizar para aprender idiomas de un modo más didáctico e interactivo. También aprovechar para mirar algún episodio de una serie en versión original y en el idioma en cuestión.

  3. Algún deporte de equipo

  4. Practicar algún deporte pero implicarse en el funcionamiento de juego en equipo y generar algo de afición por algún equipo. Ya sea deporte tradicional, tipo fútbol o incluso algo más innovador, hoy en día hay miles de posibilidades. También se incluyen deportes más artísticos como el patinaje o el baile. Si puede ser que sea en grupo, para fomentar el trabajo en equipo y las habilidades sociales.

Queremos recalcar que organizarse y planificarse para el estudio de las vacaciones, ayudará a que la vuelta al colegio en septiembre no se haga tan cuesta arriba para ellos. Si además aportamos un valor más emotivo y creativo al aprendizaje, el hábito de estudio se mantendrá intacto e incluso mejorará para el siguiente curso.

¡Aprovechad el verano al máximo y anima a tu hijo a que saque partido a sus vacaciones!