Bienvenidos
a nuestra clase!

Una buena zona de estudio puede ayudar a tus hijos académicamente, te aconsejamos cómo crear un buen lugar de estudio en casa

logo alternativo de profe.com
Profe.com Profe Digital SL
Cómo crear un buen lugar de estudio en casa

La zona de estudio que utilizamos en casa para estudiar puede condicionar de forma significativa los resultados académicos de nuestros hijos e hijas, tanto que cada vez son más los profesionales del entorno educativo que recomiendan a las familias dedicarle suficiente atención y adaptarlo con las mejores prácticas en la medida que sea posible en cada hogar.

El tiempo que dedicamos a estudiar, realizar deberes o preparar un examen es variable en función de la edad de nuestros hijos e hijas, el calendario, el centro escolar (más o menos partidarios de realizar deberes en casa) y si se realizan clases de refuerzo online extraescolares. En cualquier caso, es mucho tiempo a lo largo del año y muchas de las recomendaciones que veremos para crear un buen lugar de estudio son de fácil implementación, así que ¡vamos a empezar!

Consejos para una buena zona de estudio

Buena iluminación

Estudiar con luz natural es lo ideal, así que daremos preferencia a ubicarnos cerca de la ventana. Utiliza cortinas para regular la intensidad según la orientación del sol y reflejos en la pantalla del ordenador.

Si no es posible obtener luz natural, utiliza luz artificial cálida, y siempre que puedas opta por añadir a la iluminación general de la habitación una lámpara de escritorio que permita regular la intensidad de la luz y el foco. Hay flexos de escritorio muy económicos en el mercado y te compensará de sobras los potenciales problemas en la vista, ¡la salud siempre por delante!

La lámpara debe situarse a la izquierda para las personas diestras, para evitar las sombras, y al revés en las personas zurdas, es decir a su derecha.

También debes saber que si la habitación está pintada o decorada de blanco o con colores claros te ayudará a mejorar la luminosidad del lugar del estudio.

Mobiliario cómodo, ergonómico y adaptado

En toda buena zona de estudio hay dos piezas imprescindibles: el escritorio (o en su defecto una mesa) y una buena silla. La combinación de ambas marca una clara diferencia en la comodidad al estudiar y ayudarán a mantener una buena postura.

La mesa de escritorio debe ser suficientemente espaciosa para poder tener al menos un ordenador, un libro y una libreta. Si con estos elementos todavía dispones de más espacio, perfecto porque te ayudará a tener algunos elementos para mantener el orden que te explicaremos más adelante.

La silla debe ser ergonómica para ayudarnos a prevenir lesiones posturales habituales de espalda y cervicales. Hay mucha variedad para elegir, desde las más sencillas con respaldo hasta las más sofisticadas utilizadas por los gamers y youtubers más famosos. Éstos influencers está claro que pasan muchas horas sentados, así que si tienes hijos adolescentes y esta silla es clave para que se anime a pasar más tiempo de estudio, ¡es una buena elección!

Por último, si sois una familia con hijos e hijas de diferentes edades valora mobiliario que pueda adaptarse a su edad y altura a medida que van creciendo. Esto no debe suponer una inversión importante, hay opciones económicas como por ejemplo este escritorio regulable de IKEA.

Espacio ordenado

El orden es muy importante durante el tiempo de estudio, nos ayuda a optimizar nuestro tiempo y evitar distracciones. No hace falta obsesionarnos con el orden a lo Marie Kondo, pero sí aplicar unas reglas básicas.

Utiliza objetos y mobiliario que ayude a guardar el material y tenerlo a mano cuando lo necesitemos. Sí además permite clasificar el material, ¡punto extra! Nos referimos a cajoneras, portalápices, clasificadores y estanterías.

Disponer de un plafón de corcho o metálico en la pared junto al escritorio te permitirá colocar un calendario con horarios de estudio y ocio de tus hijos/as, clasificar tareas y añadir algún elemento personal y motivador, como un viaje que haréis en las próximas vacaciones o una foto con sus mejores amistades.

El ordenador y otros periféricos tecnológicos (impresora, escáner, etc.) implican también la necesidad de cables. Utiliza el Bluetooth siempre que sea posible y añade recogecables para el resto, te ayudará a tener los cables bajo control.

Dentro de este orden preferiblemente no debe haber lugar para bebidas y comida, es preferible levantarse e ir a la cocina en los momentos de descanso entre tareas, nos ayudará a desconectar, estirar las piernas y mantener nuestro espacio de estudio limpio y a salvo de problemas. La hidratación es muy importante, así que si necesitas tener a mano agua aconsejamos utilizar una botella reutilizable.

Ambiente adecuado

Para concentrarnos durante el tiempo de estudio necesitamos un espacio silencioso, lejos de ruidos como la televisión, la lavadora o los emocionantes juegos de los más pequeños de la casa. Una forma de evitar ruidos durante el estudio es pactar horarios entre los diferentes miembros de la familia.

Si no es posible aislarse de algunos ruidos, puedes utilizar música o sonidos relajantes, tanto de forma ambiental como con auriculares si lo prefieres.

Por otra parte, la estancia en la que ubiquemos nuestro lugar de estudio debe estar bien ventilada, tanto en verano como en invierno, y a una temperatura adecuada, ni sofocante ni que nos obligue a colocarnos mantitas o chaquetas extra para no pasar frío.

Ahora ya sabes cómo conseguir un buen lugar de estudio para tus hijos e hijas cuando vuelvan del colegio y el instituto y necesiten realizar sus deberes o preparar un examen. Ya sabes que si necesitan un profesor particular que les ofrezca apoyo puedes confiar en profe.com para que les ayude a resolver dudas y a mejorar sus notas.