Blog
Un espacio creado por Profe.com para inspirar a padres e hijos, compartir experiencias y descubrir novedades educativas y de aprendizaje
Buscar:
Profe.com Profe Digital SL

Claves para superar las recuperaciones antes de las vacaciones

Claves para superar las recuperaciones antes de las vacaciones

Las vacaciones de verano ya se acercan para todos o para casi todos. Si tu hijo está pendiente de recuperar alguna asignatura, mejorar la nota, quieres asegurarte de cómo se puede aprobar un examen de recuperación, y quedarte así más tranquilo, este es tu artículo. Ya te adelantamos que hacer un poco cada día será una de las cosas que garantizará el éxito académico de tu hijo. Mantener unos buenos hábitos de estudio es esencial para conseguir superar el curso sin acumular ninguna asignatura.

Cómo afrontar los suspensos y recuperar las asignaturas pendientes

Dejar todo para el último momento es lo peor que se puede hacer si se quiere pasar al siguiente curso totalmente limpio. Por lo tanto, la primera regla fundamental es no confiarse.

La constancia es la gran aliada de la superación. Esto es totalmente aplicable a los exámenes de recuperación. Tanto si tus hijos tienen que presentarse a la convocatoria extraordinaria de la Selectividad, como si tienen que recuperar solamente un trabajo o un examen o, por el contrario, están pendientes de recuperar más de una asignatura. Nunca es tarde para retomar un aprendizaje continuado y enfocado en potenciar los puntos que el alumno menos domina.

Aprobar el curso escolar con suspensos acumulados parece no ser posible, pero es verdad que depende del caso, se pasa de curso con materias pendientes. Esto no quiere decir que el alumno deba dejarlo estar para el siguiente curso. Impulsar en los niños y adolescentes la motivación para seguir esforzándose en el ámbito académico es algo que se puede aportar desde casa también.

La procrastinación y la desmotivación son situaciones que están a la orden del día, pero como familia y como padres, podemos apoyarles para que no dejen de mantener las ganas de aprender y superarse a ellos mismos.

¡Aquí va la guía definitiva para ayudar a tu hijo a afrontar las recuperaciones antes de empezar las vacaciones!:

Guía para aprobar los exámenes de recuperación

Revisar los exámenes suspendidos

La opción de poder mirar con el profesor el examen o trabajo suspendido siempre suele estar. Propón a tu hijo que le pida una tutoría al profesor de la asignatura. No habrá nadie mejor que el docente para indicarle mejor en lo que ha fallado y lo que tiene que mejorar. Tener el conocimiento de los errores cometidos es el mejor punto de partida para empezar a prepararse para el examen de recuperación.

Hablar con los compañeros

Compartir el conocimiento con los amigos y compañeros que sí hayan aprobado a la primera es una opción muy válida. El compañerismo en el aula es importante y el conocimiento se transmite y va pasando siempre de unos a otros. Por lo tanto, todo el apoyo y consejos que pueda recibir de los compañeros de clase serán bien recibidos.

Hacer un plan con objetivos específicos

Llega la hora de organizarse. Dependerá del objetivo que tenga el estudiante. Si tiene un examen de recuperación en dos semanas, planear con antelación lo que mirará y trabajará cada día. Establecerse una serie de metas diarias a cumplir y ceñirse a ellas. Fundamental no mirar mucho más allá del mismo día presente. El agobio de ver el poco tiempo que queda para el examen, bloquea la mente de una forma considerable.

Reforzar con otras fuentes de información

Si el estudio del examen anterior se quedó corto, quizás es buena idea ayudarlo a investigar más fuentes y/o autores que hablen de la temática. Tener una visión más amplia también ayudará a tu hijo a sentirse más confiado para superar las recuperaciones.

Pedir ayuda de refuerzo extra

Nunca estará de más una ayuda extra. Actualmente, existen muchas alternativas para aportar apoyo escolar al alumnado. Métodos eficaces y asequibles. Plantéate la opción de un profesor particular online para reforzar al máximo la seguridad de tu hijo. De esta manera, seguro que aprobará el examen de recuperación o superará la convocatoria extraordinaria más fácilmente.

Ser constante con el estudio

Tal y como hemos avanzado al principio, ponerse cada día un poco será mucho más efectivo que ponerse los últimos dos días durante muchas horas. Sería buena idea establecer un horario específico y seguirlo a rajatabla. Esto ayuda a mantener la constancia del estudio y focalizar más la atención.

Escribir e interiorizar los conceptos

Si a tu hijo o hija se le hace demasiado cuesta arriba quedarse con el temario, con las fórmulas, conceptos o lo que sea que entre en sus recuperaciones, una buena opción será escribir a mano aquello que le cueste más retener. A su misma vez, si lo va diciendo en voz alta y quizás contigo escuchando y preguntando, puede ser el empujón que necesitaba para acabar de visualizar el futuro aprobado.

Practicar y repasar

Por último, no queda otra que practicar los ejercicios y repasar los conceptos y la teoría. Ya sabes, la práctica hace al maestro. El día o días de los exámenes solo quedará estar tranquilo con el estudio que se ha hecho previamente. Si como padre le das tu apoyo, ayudarás a aplacar los nervios y la presión.

Esperamos que estos consejos te sirvan tanto para ayudar a estudiar mejor, como para afrontar los exámenes de recuperación con más tranquilidad

¡Suerte en las recuperaciones! Y si tu hijo necesita ayuda, no te olvides que puedes contar con Profe.com.