Blog
Un espacio creado por Profe.com para inspirar a padres e hijos, compartir experiencias y descubrir novedades educativas y de aprendizaje
Buscar:
Profe.com Profe Digital SL

¿Cómo vencer la apatía estudiantil en adolescentes?

¿Cómo vencer la apatía estudiantil en adolescentes?

Un adolescente que parece no tener el mínimo interés en hacer los deberes y tareas que tocan o que muestra indiferencia ante el próximo examen. Parece que prefiere no hacer nada antes que aplicarse en los estudios. ¿Te suena? La apatía y pereza escolar en los adolescentes es muy común a día de hoy. Pero desde casa puedes aportar algo para intentar redirigir la situación y vencer la pereza y la apatía de tu hijo adolescente. Te contamos cómo.

¿Qué hacer cuando mi hijo no quiere hacer las tareas?

¿Te desesperas porque ves que los cursos avanzan y tu hijo se queda estancado ante las responsabilidades escolares? Llegados a este punto, si ves que no hay manera y que tu hijo no te hace caso, queremos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Habla con él

    No con el objetivo de regañarle, sino con el objetivo de investigar las causas que le llevan a tener este desinterés por su rumbo académico. Puede ser desmotivación o miedos e inseguridad por el futuro. Dependiendo de la procedencia de la apatía de tu hijo, se deberá actuar de una manera u otra. Pueden ser causas más depresivas o quizás está en una etapa más rebelde en la que cree que necesita ir en contra del mundo. En cualquier caso, date un tiempo para preguntarle qué le gustaría ser, o qué preocupaciones puede tener. Comunicación antes de nada.

  • Fomenta aficiones, hobbies y deportes

    La apatía trae más apatía. Por el contrario, mantenerse activo hará que la pereza de tu hijo disminuya considerablemente en todos los aspectos de su vida.

  • Buen descanso y buena alimentación

    Los adolescentes necesitan dormir mucho y alimentarse bien. Si ves que tu hijo no está cumpliendo con esto, podría ser un factor importante a tener en cuenta a la hora de vencer la apatía y el desánimo por hacer deberes.

  • Siéntate con él para organizar un plan de estudio

    Se trata de guiarle, que sienta que es él quien tiene el control de la situación. Establecer juntos sus objetivos y micro objetivos para hacer más tangible las metas finales.

¿Qué no debes hacer?

Todos sabemos que la adolescencia es una época muy explosiva y como padre o madre debes tener en cuenta los cambios emocionales propios en la adolescencia por los que estará pasando tu hijo.

Puede llegar a ser muy frustrante sentir esta barrera comunicativa tan común entre padre e hijo adolescente. Sería todo más fácil si la comunicación con él pudiera ser más fluida. A pesar de esto, perder los nervios no servirá de nada, al contrario, puede ser contraproducente.

Evita soltar frases negativas del tipo “no conseguirás nada en la vida” o “si sigues así acabarás mal”. No le animarán a ponerse a hacer las tareas, y menos a un adolescente con posible rabia acumulada y pocas ganas de estudiar. Es mucho más eficaz demostrar que crees en él o hacerle ver con ejemplos reales que todo lo que está dando en las clases es importante para su día a día.

Algunos casos son más complicados que otros, pero ten en cuenta que siempre puedes reforzar con ayuda externa de la mano de profesionales.

¿Cómo conseguir que mi hijo estudie y haga los deberes?

A menudo la falta de confianza y el cúmulo de tareas y temarios que se han dejado de profundizar hacen que el adolescente deje aún más de lado los estudios.

Si quieres que mejore su productividad en los estudios, hazle ver lo positivo de responsabilizarse con uno mismo. Involucrarse, afrontar situaciones difíciles y superarse a sí mismo. Son cosas que le harán sentir mucho mejor y le ayudarán a alcanzar su máximo potencial.

Por otra parte, intenta reforzar positivamente a tu hijo para que mejore la visión de sí mismo. Si llegas al punto en el que predomina más el apoyo que el regaño, la relación y el entendimiento con tu hijo solo podrá ir a mejor.

Podrías plantearle apuntarle a clases particulares enfocadas en el refuerzo escolar, puede ser lo que le faltaba para acabar de darle el empujón. Para volver a organizarse, volver a coger el ritmo, y coger la confianza y seguridad en sí mismo que necesita y combatir la apatía.

Ayuda a tu hijo a darle el empujón que necesita, no como castigo, sino como una ayuda para volver a coger impulso y conseguir sus objetivos académicos.

Disfruta ahora de tu clase particular gratis con nuestros profes.

Reservar ahora
¿Quieres probar nuestras clases particulares online?
Regístrate y reserva tu primera clase gratuita
Blog
Por favor, escribe tu nombre completo
Por favor, escribe tu dirección de correo electrónico
Por favor, escribe tu número de móvil (sin espacios)
 Acepto las políticas de privacidad y las condiciones de servicio.
Para seguir debes aceptar las políticas de privacidad y las condiciones de servicio.