Blog
Un espacio creado por Profe.com para inspirar a padres e hijos, compartir experiencias y descubrir novedades educativas y de aprendizaje
Buscar:
Profe.com Profe Digital SL
Trucos de estudio para mejorar la productividad y controlar la ansiedad

Trucos de estudio para mejorar la productividad y controlar la ansiedad

Las sesiones de estudio no siempre son productivas, a veces, nos cuesta centrar nuestra atención y nos distraemos muy fácilmente, lo que conlleva a frustrarnos e incluso provocarnos ansiedad. Si quieres mejorar tu productividad y reducir tu estrés frente a la preparación de un examen, te daremos algunos consejos para que te ayuden a mejorar estos aspectos.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que debemos tener la cabeza bien despejada para poder ser productivos en el estudio. Para esto podemos practicar técnicas de relajación unos minutos antes de empezar a estudiar. Si esto no es lo nuestro, también podemos, o bien hacer deporte antes de estudiar, o bien escuchar música que nos ayude a relajarnos.

Lo segundo que no hemos de olvidar es la importancia del proceso del estudio, que es más importante que el resultado o nota final. A menudo olvidamos que parte del resultado no depende de nosotros, sino que también influyen otros factores como pueden ser el profesor, el examen o incluso el día que tengas. Por eso, hemos de focalizarnos en lo que sí depende mayoritariamente de nosotros, en el proceso; el estudio, la comprensión de la información, el tiempo empleado, el método de estudio, etc. La nota final no siempre refleja nuestro conocimiento o progreso, por eso, hemos de centrarnos en mejorar, entender y aprender.

Para evitar las distracciones, prepara todo lo que necesites con antelación, de esta manera, no tendrás que levantarte a buscar lo que has olvidado, y evitarás distraerte y perder tiempo. También puede ayudarte si alejas el teléfono de la mesa de estudio, o incluso si lo apagas o silencias las notificaciones, ya que todos sabemos lo fácil que es distraerse con la tentación encima de la mesa.

Otro consejo que os damos es planificar los descansos con antelación, de esta manera va a ser más sencillo mantener la atención. Además, si te cansas, sabrás cuánto te queda para descansar y no será tan difícil mantener la atención y estar centrado. Un descanso de 10 minutos cada hora es lo más recomendable, aunque si te notas muy cansado puedes descansar 10 minutos cada 40, por ejemplo.

Por último y no menos importante, hemos de automotivarnos, porque si no estamos motivados se nos va a hacer mucho más difícil el estudio. Una manera de motivarnos es pensar en la utilidad o beneficio de lo que estamos haciendo. ¿Por qué tienes que estudiar? Porque quieres hacerlo, porque te gusta, o simplemente porque quieres estar formado. Si estas razones no son suficientes para ti, busca otras maneras de motivarte como por ejemplo, intenta superar tus notas anteriores o desafíate para descubrir cuál es la mejor nota que puedes sacar. Sobre todo, evita los comentarios negativos o frases desmotivantes, ya que van a crear el efecto contrario a lo que queremos conseguir.

Intenta incorporar estas técnicas en tu rutina de estudio poco a poco hasta que te salgan naturales y ya verás como hay grandes cambios en tu productividad. Con estos consejos, tienes las herramientas necesarias para afrontar las sesiones de estudio de la mejor manera posible, reduciendo tu ansiedad y mejorando la calidad del estudio.