Profe.com Profe Digital SL

¿Por qué la salud mental es una prioridad mundial?

4 min
¿Por qué la salud mental es una prioridad mundial?

Cuando hablamos de salud mental no solo nos limitamos a todos los trastornos mentales que existen. Implica también otros factores que afectan directamente a la calidad de vida de las personas. Cómo reaccionamos ante las situaciones que se nos presentan a lo largo de nuestra vida, cómo abordamos las dificultades, la capacidad para tomar decisiones, las relaciones sociales, la gestión de las emociones o la autoestima. Aspectos que como veremos más adelante, se deben tener en cuenta en la educación más temprana. 👨‍🏫

Esta área de la salud es algo compleja ya que la mente del ser humano abarca infinitas posibilidades y cada uno lo experimenta de un modo diferente. Pero, por encima de todo, gozar de un estado de bienestar mental y emocional es un derecho, y por eso, es responsabilidad de todos.

Por eso mismo el 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. Desde 2013, la Federación Mundial de Salud Mental (WFMH) estableció este día con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de conmemorar y promover la importancia de la salud mental. Este 10 de octubre del 2022 la campaña gira en torno al lema de “que la salud mental de todos sea una prioridad mundial”.

Para ello, es necesario estar informados, eliminar tabúes y escuchar y respetar las opiniones y pensamientos de cualquier persona afectada. Y aunque la pandemia del COVID-19 ha agudizado la problemática de salud mental en menores, tampoco antes se prestaba la suficiente atención en el bienestar psicológico que requieren los niños y adolescentes. Tener esta necesidad cubierta, es imprescindible para que crezcan y adquieran correctamente sus máximas capacidades. Es algo que desde UNICEF recalcan; la importancia de la salud mental en niños y adolescentes para que alcancen todo su potencial.

En Profe respaldamos la idea de que la salud mental es una parte esencial para el correcto desarrollo en cualquier ámbito de la vida. Si además, es una etapa de crecimiento, de aprendizaje y de muchos cambios, la calma mental para poder avanzar es indispensable.

La importancia de la educación en la salud mental

La etapa de la adolescencia, la edad comprendida entre los 10 y 19 años, es el periodo en el cual desarrollamos muchos de nuestros hábitos y experimentamos muchos cambios tanto a nivel físico, social o emocional.

Dentro de esta etapa, se encuentra la educación y enseñanza que recibimos y el esfuerzo e implicación que le dedicamos. Es un momento clave en el que abrirse a aprender sobre uno mismo y en el que trabajar con las propias emociones. En definitiva, cuidar de la salud mental.

Bienestar y salud mental en la adolescencia

A pesar de que los trastornos mentales y la salud mental se haya generalizado más en los adultos, lo cierto es que muchos de estos problemas vienen ya desde la adolescencia. Por eso, sería necesario agudizar la atención psicológica en las edades más tempranas. Veamos algunos datos:

  • La Organización Mundial de la Salud declaró que más del 13% de los adolescentes con la edad comprendida entre los 10 y 19 años sufre un trastorno mental diagnosticado.

  • Según UNICEF, la ansiedad y depresión son los trastornos mentales más comunes entre adolescentes.

  • El suicidio es la tercera causa de muerte de los jóvenes de entre 15 y 19 años. El aislamiento social, ser víctima de violencia, acoso escolar, bullying o ciberbullying son algunas de las causas.

  • Casi el 20% de los adolescentes experimentan trastornos mentales que no se diagnostican. Normalmente, los problemas siguen en la adultez.

Trastornos mentales más frecuentes en adolescentes

La salud mental también puede venir condicionada por el entorno, por vivencias, creencias o por consumo y abuso de tóxicos, entre otras cosas. Entre los factores de riesgo que condicionan la salud mental de los más jóvenes se encuentran los abusos sexuales, el acoso escolar, ciberbullying o el aislamiento social. El malestar psicosocial que puede no llegar a denominarse trastorno mental, también altera la vida y salud del adolescente.

Pero si hablamos de trastornos mentales, los que más frecuentan en niños y adolescentes son los siguientes:

  • Depresión

    La depresión se caracteriza por un estado anímico patológicamente bajo. Es una tristeza constante y afecta en la pérdida del interés por cualquier actividad.

  • Trastornos de ansiedad

    El trastorno de ansiedad generalizada trae consigo síntomas fisiológicos como pueden ser, tensión muscular, sudores, dolor de estómago, mareos, temblores. También puede provocar insomnio y otros síntomas conductuales.

    La fobia social es un tipo de trastorno de la ansiedad relacionado con el miedo a la interacción con otras personas. Esto puede llevar al aislamiento social. También puede darse el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), otro trastorno de la ansiedad, que se basa en ideas intrusivas, obsesivas y repetitivas.

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

    El TDAH es un trastorno del comportamiento, caracterizado principalmente por la dificultad de prestar atención. A los niños y niñas con TDAH les cuesta focalizar su atención y esto provoca dificultades en el ámbito escolar y en las relaciones sociales y familiares.

  • Trastornos de conducta

    La educación de los adolescentes también puede verse afectada por trastornos de conducta como el trastorno disocial. Tienden a utilizar la violencia tanto física como verbal. El trastorno negativista desafiante también está presente en adolescentes incapaces de obedecer y extremadamente agresivos.

  • Trastornos de Conducta Alimentaria

    Tanto la anorexia nerviosa, como la bulimia, son trastornos que aparecen comúnmente en la juventud y adolescencia. Comportamientos y preocupación excesiva por la alimentación, el peso y el aspecto físico que puede llevar a consecuencias mortales. Es uno de los trastornos mentales con más tasa de mortalidad.

El derecho de crecer en bienestar

Una de las dificultades que nos encontramos para abordar la problemática es la capacidad para detectar diagnósticos precoces. Debido a la estigmatización de la salud mental, muchos adolescentes y familias reciben tarde la detección del problema en cuanto a salud mental se refiere. Realmente, solo se puede ver la parte visible, que son los casos diagnosticados, pero hay muchos niños y niñas que necesitan más atención. La salud mental infanto-juvenil es una asignatura de la sanidad española que ha quedado pendiente de mejorar.

“Dale like a la salud mental. Por el derecho a crecer en bienestar”. Es el lema que ha escogido La Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA para el Día Internacional de la Salud mental de este año 2022.

La Confederación ha querido prestar la atención al colectivo infanto-juvenil, para empezar a proteger su salud mental desde las edades más tempranas. El objetivo del lema y de la campaña es involucrar a toda la población. No solo instituciones, sino a los propios adolescentes, a su entorno, a los familiares 👪 y a las comunidades educativas.

Se necesitan más recursos para mejorar la salud mental desde la infancia. Las claves principales serían prevenir, promover, detectar, diagnosticar, tratar y el cuidado continuado. Para ello se necesita comprometer más a la sociedad en conjunto, visibilizar la importancia de la salud mental desde la infancia, subir las inversiones, y en definitiva, promover el bienestar.

¿Cómo se puede mejorar la salud mental en niños y adolescentes?

La depresión y la ansiedad provoca distorsiones en las relaciones sociales de los adolescentes, afectan también en las relaciones familiares e influyen en el rendimiento académico. Frente a esta realidad, la OMS anima a fomentar habilidades sociales, aumentar la autoconfianza, y la capacidad para adaptarse al cambio o resolver problemas.

Incorporar la educación emocional es clave para disminuir el riesgo en los niños y adolescentes. El aprendizaje emocional y social es importante también desde las primeras etapas educativas. Así como garantizar el acceso a la atención de su salud mental y bienestar psicológico.

Más información y comunicación, menos silencio y estigmas sobre la salud mental y más protección y apoyo a familias, cuidadores y docentes. Porque la salud mental es cosa de todos; de profesionales médicos, de alumnos, de profesores, de padres y familias.

La salud mental es una prioridad. Luchemos juntos para que así sea tratada. 🙏

También te puede interesar…

¿Quieres probar nuestras clases particulares online?
Regístrate y reserva tu primera clase gratuita
Blog
Por favor, escribe tu nombre completo
Por favor, escribe tu dirección de correo electrónico
Por favor, escribe tu número de móvil (sin espacios)
 Acepto las políticas de privacidad y las condiciones de servicio.
Para seguir debes aceptar las políticas de privacidad y las condiciones de servicio.

¡Agenda tu clase gratis!

Todas las asignaturas y niveles

Reservar ahora